Cuencos de cuarzo

Cada célula y cada órgano de nuestro cuerpo vibran a una determinada frecuencia. Cada cuenco, dependiendo de su tamaño, está asociado con una nota musical que a su vez produce un tipo de vibración que armoniza y devuelve la energía correspondiente a cada chacra o centro energético del cuerpo. La vibración de los cuencos resuena y equilibra la estructura cristalina del esqueleto, y en los billones de células de nuestro cuerpo para armonizarlo y sanarlo.