Medicina Alopática y Terapias Alternativas

¿CAMBIAR DE SOMNÍFERO O CAMBIAR DE COLCHÓN?

¿Qué pensarías si ante un problema de insomnio, tu médico, en lugar de recomendarte somníferos, te recomendara cambiar de colchón? Seguramente, te sorprenderías. Sin embargo, cada vez son más los médicos de distintos países, que aplican terapias alternativas como el Reiki, el Yoga o la meditación transcendental para tratar a sus pacientes. Pero, ¿en España qué?

La medicina de siempre o alopática trata la dolencia específica del paciente, -me duele aquí, dices,- y el médico te ofrece un tratamiento para esa molestia concreta, mientras que las terapias alternativas consideran al ser humano en su totalidad, y aplican métodos holísticos o integrales que incluyen los aspectos físico, mental, emocional y espiritual del ser.

Hace más de 20 años pensar que las terapias alternativas se iban a introducir en el sistema público de salud era un sueño, una utopía. Hoy existen varios hospitales de referencia en España como por ejemplo el Hospital Vall d’Hebron, el Hospital Universitario 12 de Octubre, y el Hospital Universitario Ramón y Cajal, que aplican Reiki a los pacientes oncológicos. Esto significa un avance más que importante en la revolución del concepto de salud, y en tiempos de crisis y de privatización de hospitales públicos comprobar que existen otras vías que ayudan a la curación abren un camino a la esperanza.

Británicos, alemanes, suizos y nórdicos nos llevan una gran ventaja, igual que en muchos países de Latinoamérica, México y Cuba donde están oficialmente reconocidas, por no hablar de Estados Unidos, un país en el que  existe un Centro Nacional de Medicina Complementaria y Alternativa dependiente de los Institutos Nacionales de la Salud.

El doctor James Gordon, del Center for Mindbody Medicine, en Washington,  clasifica las técnicas de la especialidad en siete categorías, a saber:

  1. Intervenciones en el cuerpo y la mente
  2. Terapias bioelectromagnéticas
  3. Sistemas alternativos de práctica médica
  4. Métodos de curación manual
  5. Tratamiento farmacológico y biológico
  6. Medicina verde
  7. Dieta y nutrición

Un ejemplo curioso es el de la Seguridad Social Británica que después de investigar sobre los resultados con la aplicación de terapias naturales concluyó que ahorraban grandes cantidades de dinero al gobierno, un motivo de peso para que el Sistema Nacional de Salud ofrezca acupuntura, osteopatía y otros tratamientos.

En España, las terapias naturales no están reguladas pese a la fuerte demanda ciudadana. En Cataluña, se hizo un decreto de terapias naturales que estuvo dos años pendiente de aprobar hasta que en 2009 fue rechazado por el TSJC. Sin embargo, el posicionamiento de diferentes organismos como la OMS, OPS, y NCCAM evidencian la importancia de su incorporación en el sistema sanitario español.

En 1991, el doctor Josep M. Villagrasa, publicó Dioses en el desempleo, una obra pionera en el campo de la macrobiótica y de la medicina tradicional china. Con más de 70 años, este investigador de la vida como a él le gusta llamarse, sigue dando conferencias y seminarios además de haber impulsado varios centros naturistas y de estudios holísticos.

No queremos decir con todo esto que la medicina convencional haya dejado de mandar, pero sí se ha abierto una puerta a otras formas de curación que, por desconocidas, antes se rechazaban y gracias a la cuales, hoy, son cada vez más las personas que duermen mejor.