1 PROPÓSITO Y 7 PAUTAS PARA 2014

Muchos de nosotros seguro que ya hemos hecho la clásica lista de buenos propósitos para el nuevo año, metas, objetivos personales, y si como dice el refrán, año nuevo, vida nueva, vamos a aplicarnos en perder esos kilitos de más, hacer ejercicio físico, dedicar más tiempo a la gente que quieres, tomarte la vida con humor, dejar de fumar, aprender nuevas habilidades o idiomas, quererte y apreciarte más, pasar más tiempo en la naturaleza, encontrar un amor, sacar adelante un proyecto, ganar más dinero, controlar el estrés, pero por encima de todos los buenos propósitos que podamos imaginar está el propósito: ser feliz, o al menos intentarlo.

Por encima de todos los buenos propósitos que podamos imaginar está el propósito: ser feliz, o al menos intentarlo.

Lo que queremos es ser felices por encima de todo, y aunque la felicidad está íntimamente ligada al sentido de la vida, no me voy a meter en más jardines, para pasar a imaginarme que ante nosotros se extiende 2014 todo nuevecito, un horizonte virgen como un bloc en blanco, y a pesar del vértigo somos nosotros los protagonistas del día a día, los que elegimos cómo y con quien queremos vivir. Y el tiempo es nuestro gran tesoro, esos 365 días que flotan en el futuro para que nos montemos en ellos.

Ser feliz no es una meta inalcanzable, sino que es una decisión que tomamos a diario. Y podemos decir: Hoy elijo agradecer y apreciar lo que tengo; hoy elijo crear mis sueños para que se conviertan en realidad; hoy elijo cambiar los pensamientos negativos por positivos de manera sencilla y rápida; hoy elijo disfrutar con el perfume de una flor, con una canción, con un abrazo, con una sonrisa, aunque estas frases suenen a clichés típicos y tópicos.

Ser feliz no es una meta inalcanzable, sino que es una decisión que tomamos día a día  

Y ahora viene lo más difícil: tomar decisiones, ser responsables, y marcarnos un objetivo realizable. ¿Estamos viviendo la vida que queremos vivir, o vivimos una vida prestada repitiendo viejos patrones?

Aquí van 7 pautas para aclararnos:

1.- Saber lo que queremos en realidad.

2.- Ser nosotros mismos, al margen de modas o tendencias.

3.- Dedicar más tiempo a lo que nos gusta hacer con pasión.

4.- Hacer caso de nuestra intuición aunque nos lleve por caminos inexplorados.

5.- Descubrir nuevas gentes, nuevos mundos.

6.- Escuchar y tener más paciencia con los demás.

7.- Amar sin vergüenza y desde el corazón.

Este nuevo año según la numerología suma 7 (2+0+1+4)= 7, un número mágico por excelencia, que para Pitágoras era “el número perfecto”, y del que dijo Hipócrates que por sus virtudes ocultas, “tiende a realizar todas las cosas”

Y con estas palabras mayores les deseamos que sus propósitos se hagan realidad, que sus deseos se cumplan, y que los días se sucedan plácidamente en este 2014.